miércoles, 31 de diciembre de 2014

Carta de presentación de mi precandidatura a las primarias en IU

Esta es la carta que he enviado a los militantes de Córdoba como presentación de mi precandidatura a las primarias de IU:

Candidatura Izquierda en lucha


Hola, compañeras y compañeros:
Nicolás García Pedrajas, Prof. Universidad de Córdoba
Como ya sabéis, he decidido presentar mi precandidatura a las primarias que se han convocado en Izquierda Unida para elegir a nuestro candidato a la presidencia del gobierno. Dado que la gran mayoría de militantes no me conoce, he querido enviar esta especie de carta de presentación donde se exponen brevemente los motivos por los que me presento y los principios básicos políticos que defiendo.
En primer lugar, decir que soy Profesor Titular de Universidad en el departamento de Informática y Análisis Numérico de la Universidad de Córdoba, donde he ejercido desde hace casi 20 años. Soy militante de base de IU sin responsabilidad orgánica.
En segundo lugar, manifestar que la decisión de presentarme es exclusivamente por convencimiento personal, no hay nadie detrás ni de ningún partido ni de ninguna corriente. A los que pudieran pensar que esto es una maniobra de cualquier tipo les recomiendo que no pierdan su tiempo en ello.
Y en tercer y último lugar manifestar que mi precandidatura no es contra nadie. Cualquier persona que resulte elegida dentro de un proceso democrático en IU será mi candidato desde el mismo momento en el cual sea proclamado.
Las razones que me han llevado a presentarme como precandidato son básicamente las mismas que me han llevado a militar en IU. Creo en un partido fuertemente movilizado e ideologizado. No creo en atajos de ciudadanismo desclasado para mejorar los resultados electorales a corto plazo. Después de muchos años de triunfo absoluto de la ideología del capitalismo más salvaje, probablemente porque no puede existir otro tipo de capitalismo, no podemos pensar que simplemente edulcorando nuestro lenguaje, limando sus aristas y vaciando de contenido nuestra propuesta es posible conseguir una sociedad sin explotación.
Tenemos una sociedad dividida en clases sociales, y donde los medios de producción están en manos del capital. No podemos hacer un análisis real de la sociedad sin tener en cuenta esta realidad. Y no podemos dirigirnos a la sociedad escondiendo este hecho en términos como “casta” o “arriba y abajo” que no significan nada. Sin convencer a la gente de este hecho fundamental no existe acción política útil posible.
Tampoco podemos hacer este análisis de puertas para adentro y dirigirnos a la sociedad como avergonzándonos de usar esos términos. Y menos aún podemos convertirnos en una especie de despotismo ilustrado en el cual se justifica hablar a los ciudadanos en “términos que ellos entiendan” como si fuéramos una especia de élite intelectual.
Un partido de izquierda es útil en tanto en cuanto es útil a la clase trabajadora. IU debe ser un partido de trabajadores y trabajadoras y para los trabajadores y las trabajadoras. Estoy a favor de la unidad de la izquierda, como no puede ser de otra manera, siendo como es IU un proyecto de unión desde su fundación. Pero estoy en contra de procesos de convergencia en los cuales IU queda desdibujado en un magma indefinido ideológicamente y poco claro en sus ideas.
Si un partido renuncia a presentarse a las elecciones y a elaborar su propio programa, ¿cuál es su utilidad? Renunciar a las que son dos de las tareas fundamentales de cualquier partido político es admitir que IU es una herramienta obsoleta que debe ser reemplazada. Por ello, creo firmemente que IU debe plantear coaliciones electorales sólo con formaciones políticas inequívocamente de izquierda.
Una vez celebradas las elecciones, IU debe plantear sus alianzas en base a programa y acciones concretas, pero a las elecciones debemos presentarnos con nuestra marca y nuestro mensaje claro y sin maquillaje. Somos lo que somos y debemos estar orgullosos de ello.
Hay quienes afirman que no se puede seguir hablando de ideologías, de clases sociales y de luchas a una sociedad que ha perdido esos referentes. Desafortunadamente hemos olvidado que no puede ganar una alternativa de izquierda si la mayoría social es de derecha. Y para eso no hay atajos. Decía Malcom X: “El mayor error del movimiento es tratar de organizar a gente dormida alrededor de objetivos específicos. Tienes que despertar primero a la gente, después obtienes la acción”. Precisamente ese es el error que no podemos cometer en IU, unirse a movimientos sin ideología, basados en que cada uno quiere ver su problema resuelto. No se puede organizar a la gente sobre objetivos concretos egoístas, porque la intersección de ese programa de mínimos tan repetido es simplemente el conjunto vacío.
También es fundamental que gestionemos nuestra propia agenda. No podemos dejarnos arrastrar por los medios de comunicación, sus modas y sus “líderes de opinión”. Debemos tener muy claro que estos medios de comunicación tienen sus propios intereses y sirven a las empresas que los poseen y financian.
Respecto a la organización debemos trabajar por el liderazgo compartido. Resulta curioso que cuanto más se vende la idea de horizontalidad más se está tendiendo al hiperliderazgo de figuras mediáticas. IU debe ser siempre una organización plural en la que se escuchen todas las voces. Para ello además es muy necesario reforzar la presencia de obreros en los puestos directivos de IU. Sería bueno que para ello tomáramos ejemplo de partidos hermanos como el Partido Comunista Portugués. Necesitamos más representantes de la clase obrera y trabajadora en todos los órganos de IU.
Yo no pretendo decidir qué es IU, ya que eso es labor de todos. Es importante que las primarias que se han abierto son para decidir quién encabezará la candidatura de IU a la presidencia del gobierno y no a otros puestos. Y es importante que sean cuales sean los resultados de las primarias se cuente con todos los miembros de IU.
No puedo concluir esta breve exposición de mis razones sin elogiar la figura de nuestro coordinador federal Cayo Lara. Cayo Lara es sin duda el mejor coordinador que ha tenido esta organización. Es una persona de una honradez fuera de toda duda y de una capacidad de liderazgo y trabajo excepcional. Creo que es el mejor candidato que hubiéramos podido tener y si él se hubiera presentado todo lo que he expuesto aquí estoy seguro que se habría visto reflejado.
Para finalizar me gustaría recordar las palabras de Patricio Lumumba, en una carta a su esposa escrita en enero de 1961, una semana antes de su asesinato. En estos momentos de bastante desconcierto en la izquierda no debemos olvidar quiénes somos ni dónde están nuestras batallas y nuestros referentes: “Ninguna brutalidad, maltrato o tortura me ha doblegado, porque prefiero morir con la cabeza en alto, con la fe inquebrantable y una profunda confianza en el futuro de mi país, a vivir sometido y pisoteando principios sagrados. Un día la historia nos juzgará, pero no será la historia según Bruselas, París, Washington o la ONU sino la de los países emancipados del colonialismo y sus títeres.”
Un saludo a todas y todos

martes, 30 de diciembre de 2014

SIN IZQUIERDAS SE "TREPA" MEJOR

Shangay Lily

Me desespera estos últimos tiempos el entusiasmo con el que los más jóvenes  —principales víctimas de estos recortes— abrazan la disolución de fronteras ideológicas que la derecha está ejecutando con aplastante prepotencia. “Todos son iguales, la corrupción es cosa del poder, de izquierdas y derechas”, te repite como un hipnótico mantra aprendido quien se presenta como antisistema.
Me lo decía con resuelta miopía un amigo bastante culto hace unos días: “no pierdas el tiempo defendiendo la izquierda, son todos iguales”. Y no se daba cuenta de que sólo se está fijando en los beneficios económicos (que tampoco son precisamente espectaculares con la terrible gestión de la derecha) y no en la calidad de vida. De hecho me lo decía desde su expatriación forzosa para poder encontrar trabajo.
Pero no hay nada más sistémico que ese cómplice discurso que sólo afecta a la izquierda. Porque es un discurso de derechas, un discurso que nace en la “anti-política” y acaba en el peligroso “esto no es cuestión de ideologías, es cuestión de gestionar empresas”. La tan cacareada “liberización” de los mercados para gestionar la vida pública como la privada (esto es: sin mecanismos de control democráticos).
Me ha costado mucho entender que la razón de la popularidad de ese mantra no es otra que la intención de subir en la escala capitalista lo más rápido posible. Y para ascender en el capitalismo el primer requisito es no tener ideología, no cuestionar el corrupto sistema, colaborar.
En el fondo la explicación es muy sencilla: en este sistema se trepa mucho mejor sin ideología. Y cuando digo ideología, por supuesto, me refiero a la de izquierdas. La de derechas nunca ha sido una ideología, es simple complicidad y obediencia ciega a los jerarcas. Ese entusiasmo con el que muchos cachorros del capitalismo abrazan el tercerposicionismo de grupos como UPyD, en realidad enmascara una cobarde y cómoda complicidad con el sistema al que dicen estar cuestionando. En grupos del 15M se ha visto este ramalazo capitalista que se preocupa más por conseguir trabajos, mejores condiciones en las hipotecas o un acceso más rápido a sus ebooks o videojuegos favoritos que ninguna alternativa a un sistema con el que han crecido.
Muchos y muchas sólo quieren que las cosas sigan siendo como en los años dorados de Zapatero en los que nadie se preguntaba a qué precio vivíamos los privilegiados de Europa, encerrados en nuestras murallas de primer mundo.
Sé que este mensaje no gustará a los más jóvenes que viven en la ezquizofrénica dualidad de quejarse hasta el victimismo por un sistema corrupto que, por otro lado, refuerzan con entusiasmo, repitiendo sus estrategias más capitalistas, apoyando la destrucción de sindicatos o negando la lucha de clases como algo del pasado, o estigmatizando a las voces disidentes e idealismos periféricos, presentados por la derecha como culpables de que la maquinaria no funcione tan bien.
Y si hay una estrategia capitalista, de derechas, esa es la que el PP está explotando hasta lo surrealista vía su monstruosa plataforma  mediática: “La izquierda es tan corrupta o más que la derecha, así que deshagámonos de esta inútil ideología de izquierdas y derechas y limitémonos a considerar todo como una empresa privada, un cortijo en el que no caben protestas, ni estructuras de izquierdas, ni sindicatos que dificultan los beneficios, ni rebeldías… resignémonos de una vez a que el sistema sólo funciona cuando unos pocos elegidos viven y el resto debe dejarse pisotear, explotar, humillar”.
En el fondo de toda esta estrategia, subyace el anticomunismo del bloque capitalista-imperialista que inventó la terrible Operación Gladio para impedir a cualquier precio que la izquierda real gobernase o tuviese poder en Europa. Y una de las estrategias principales que desató la Operación Gladio –aparte de los atentados de falsa bandera y asesinatos atribuidos a grupos comunistas creados y financiados por ellos— fue patrocinar, financiar e implantar la socialdemocracia a cualquier precio para cortar el paso de la izquierda real. Fue lo que se llama “el capitalismo de cara amable” (que no existe, es una falsedad). De eso sabe mucho el PSOE y Felipe Gonzalez. Y ahora parece que es la dirección que está tomando Podemos y Pablo Iglesias.
Triste forma de acabar el año y aliciente para luchar el nuevo por impedir esta disidencia controlada y el espejismo del capitalismo amable o el discurso reformista que tanto le sigue costando a IU, convertida en el monstruo a aplacar sea como sea.

PODEMOS, “LA NUEVA POLITICA Y LAS VIEJAS FORMAS”

Pablo Iglesias y Alberto Grazón en un debate de La Tuerka
“La historia ocurre dos veces: la primera vez como tragedia y la segunda como farsa”. Podemos recurrir a Marx en “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” o a uno de los adalides de lo que se ha venido a llamar “la nueva política”, el inefable Juan Carlos Monedero, quien el 3 de noviembre de 2013, a escasas semanas de la creación de Podemos, publicaba en su blog www.comiendotierra.es un esclarecedor artículo titulado “Siempre que el PSOE se hunde nace una Nueva Izquierda”, en el que decía literalmente: Invariable. Con la precisión de un reloj suizo hecho en China. Con escrupulosa exactitud. No falla (aunque sea barato). Basta la marca. Lo decía Galbraith: la memoria de los timos piramidales dura una generación. Aquí, con tan poca memoria para la historia democrática, olvidamos también más deprisa. Y ahí tenemos otra vez el mismo guión gastado. Ahora esa izquierda dice que es abierta. Antesdeayer, carrillista. Ayer era el PDNI. De ahí vino Diego López Garrido. El que dijo como portavoz del PSOE que no hacía falta someter a referéndum la reforma del artículo 135”.
Así se refería el profesor Monedero, a quien Carmen Lomana ofreció plancharle las camisas via Twitter para que fuera niquelado a las entrevistas en tv, a la fundación de Izquierda Abierta por Llamazares, olvidando que había sido su asesor hasta casi llevar a IU a la desaparición. ¡Ay si este país tuviera memoria y repasara de cuando en cuando las hemerotecas, cuánto charlatán sería desenmascarado! Llamazares, hombre ligado a IU y más coherente que Monedero, no ha encabezado ninguna ruptura sino que ha incorporado Izquierda Abierta, reforzada por diversos grupos, a la estructura de IU. ¿Puede Monedero decir lo mismo o asume que mientras escribía este artículo echaba ya ratos en redactar los estatutos de Podemos?
Lo de Nueva Izquierda fue ciertamente una tragedia para IU. Ningún partido resiste la pérdida del 40% de su militancia y que se vayan federaciones enteras, como la gallega o la catalana. Nueva Izquierda se fue por la derecha para salvar a un PSOE que llevaba años en la deriva de la tercera via socialdemócrata, la misma que fue puesta como ejemplo en su tesis por el otro adalid de la nueva política, Pablo Iglesias, que no ocultó su admiración por las políticas de Zapatero, y a la que ahora se dirige Podemos. ¡Maldito país! Como vamos a tener memoria histórica sino tenemos memoria reciente.
Lo de Podemos, la NI de Monedero e Iglesias, no es una tragedia, es una farsa. Y lo es así no por ser la segunda repetición de la historia, que también, lo es porque se presentó como una salida por la izquierda cuando en realidad es un viaje hacia el centro político. Así lo han reconocido Monedero e Iglesias y los especialistas en fugas ahora laminados por su beso de Judas, los puristas de Izquierda Anticapitalista. ¡Quién te ha visto y quién te ve Teresa Rodríguez! ¿Se acordarán los trabajadores de Astilleros de tus incendiarias proclamas y tu defensa de la acción directa? Bájate un día por Cádiz y les explicas lo de la transversalidad y el viaje al centro.
Hablaba Monedero de los timos piramidales tan de moda y cuya cultura durará un siglo. La noche del viernes me despaché con algunas experiencias en la programación de La Sexta (agua, bisutería, oro… todo sirve para aprovechar la desesperación de la víctima), pero ninguna tan inmoral como el timo de la nueva política. Vendieron Podemos como la alternativa al viejo modelo de partidos y terminaron constituyendo un partido piramidal más férreo que los clásicos. Su asamblearismo pasó a la historia el dia que asentaron sus posaderas en el Parlamento Europeo y fueron conscientes de lo desesperada que estaba la gente por comprar la salida a la crisis a cualquier precio. Se abandonaron las primarias abiertas para evitar “intrusos” y se habilitó al líder con la facultad de señalar con el dedo a los mejores, a los elegidos. ¡Que todo salga desde la base pero “sugerido” por los lideres! Así, el Consejo de Coordinación ni siquiera es votado por la base, basta con que el líder los designe. El sistema es tan “novedoso y rupturista” que hasta el PP está dispuesto a aplicarlo para evitar granos en el culo como Esperanza Aguirre. El truco está en utilizar nombres rimbombantes para mantener el aparato de siempre: llama ciudadanos a tus militantes, círculos a tus agrupaciones locales, consejo ciudadano a tu consejo federal, consejo de coordinación a tu ejecutiva federal, mantén la figura del secretario general y llama asamblea ciudadana a tu congreso y ya serás un partido de la nueva política.
Si lo eres podrás abandonar las promesas electorales (Renta Básica, Pensiones, SMI, Auditoría de la Deuda…) y buscar acomodo en el centro y en la ambigüedad calculada. Mientras siga soplando el viento a favor para que nos vamos a comprometer en cuestiones tan ásperas como monarquía o república, aborto, nacionalismos, separación Iglesia-Estado…, seguimos calladitos y sumando adhesiones; y si alguien nos acusa de ser un Caballo de Troya del nacionalismo españolista le despachamos con la acusación de ser casta y a otra cosa. ¡Qué bien se vive con el aire a favor de las encuestas! Lástima que la gente no se pregunte que fue de lo prometido y a que candidat@s votarán, porque, que sepamos, no se conoce quienes son los de Podemos, salvo que tengan un Pablo Iglesias en cada provincia y no parece que así sea. Más bien al contrario, los referentes locales dejan bastante que desear.
Círculo Podemos en Cantabria
La nueva política consiste en mentir en algo tan básico como fingir que empoderas a la ciudadanía cuando en realidad solo buscas su voto. No importa que extiendas el individualismo o el localismo frente a lo social, lo importante son los votos y si hay que destruir toda forma de organización clásica se hace: destruyamos a IU porque sigue hablando de lucha de clases cuando lo moderno es sentirse de abajo frente a los de arriba (¿Es de abajo el empresario que me explota con jornadas de 12 horas, no me da de alta en la seguridad social y me paga 600€?). Dinamitemos para ello los espacios convergentes participados por IU (Ganemos) con el invento de las agrupaciones de electores. Todo sea por ganar el centro, el cielo del político moderno y hagámoslo al asalto porque el consenso no sirve para tomar el cielo.
Exijamos dimisiones para quien no presente un expediente sin mácula y acusemos de ser casta a quien insinúe que tenemos pecadillos. Lo de Errejón, por ejemplo, es solo un ataque de la casta. No importa que le preparasen una oferta de empleo a su medida habiendo centenares de politólogos licenciados en universidades andaluzas, dos de ellos en el equipo investigador; que trabajase desde casa para poder atender “cobrando” la campaña electoral de Podemos (el único investigador con tal privilegio); que sus facturas a Podemos carezcan de NIF para posiblemente no declarar tales ingresos. ¿No importa? Importa que este salvapatrias se pluriemplee y tenga dos sueldos mientras miles de jóvenes se ven obligados a emigrar porque no tienen un amigo “castoso” que los enchufe. Que gran ejemplo para los miles de sacrificados circulistas de Podemos que sus dirigentes cobren por distintas vías mientras ellos trabajan gratis y/o ponen dinero de su bolsillo para la campaña electoral.
Vayamos a su líder máximo. Declara ingresos por importe de 70.000€ como profesor interino, como tertuliano, como presentador de los programas que se autoproduce y como empresario copropietario de la productora. ¡Otro gran ejemplo de coherencia! Tres fuentes de ingresos distintos en un país con millones de desempleados, miles de periodistas entre ellos, y más del 30% de su población rozando la pobreza extrema. Y tiene los santos bemoles de ponerse como ejemplo para los desarrapados de la Tierra. Ahora entiendo que evite hablar de la lucha de clases y declararse de izquierdas, su conducta no soporta la prueba del algodón. Parte de sus producciones las vende al gobierno de Irán, sin importarle que no respete los derechos humanos o que sus primeras víctimas fueran los muyahidines comunistas (“Vinieron a por los comunistas pero no me inmuté porque yo no era comunista”), argumenta en su defensa que “son solo negocios”.
Cuando finalice 2015, al ritmo que van, no quedará en el Parlamento Europeo ni un solo eurodiputado de los cinco elegidos el 25M, todos están buscando acomodo en otras responsabilidades dentro del partido. Bien porque aspiran a un acta de diputado en las elecciones generales o se postulan para “presidir” su comunidad autónoma. Terminaran corriendo lista hasta llegar a los cuartos espadas en un comportamiento que no les distancia de lo que tanto critican: la vieja política. Ningún partido español se ha atrevido a tanto, si acaso el PP que también cuenta con feligreses en lugar de votantes. La última de sus boutades es criticar a los periodistas que les entrevistan y dar la espantada en alguna de las pactadas. Crucificaron a Ana Pastor y decidieron que se habían sobreexpuesto demasiado. ¿Olvidan a quien deben lo que son?
Ciertamente en las entrevistas sufren porque no pueden buscar cobijo en los lugares comunes que utilizan en el circo mediático con Inda, Marhuenda o MAR. Aquí tienen que responder preguntas y repreguntas y a poco que el periodista quiera o sea un poco avispado les descubre las entretelas de su populismo y les saca de la ambigüedad calculada. Monedero hizo un ridículo espantoso intentando justificar la espantada de T5 y tuvo que recurrir a mostrar una camiseta de los afectados por Hepatitis C en una odiosa utilización del dolor para arrancar algún aplauso frente al rapapolvo que le estaba cayendo. Muy propio de la vieja política que tanto critican.
“Individualismo frente a lo colectivo, localismo frente a lo cooperativo, ambigüedad frente a coherencia, organización piramidal frente a militancia organizada, ni de izquierdas ni de derechas, populismo frente a ruptura democrática, socialdemocracia tercera via frente a proceso constituyente… las viejas formas de la nueva política”.

Marcel Félix de San Andrés 

lunes, 29 de diciembre de 2014

EL "POSTUREO" DE CAÑAMERO

Hoy se hace público que Cañamero y otr@s dirigentes del SAT abandonan la militancia en IU a raíz del apoyo de esta a los Presupuestos del gobierno andaluz. Por su interés reproducimos este largo artículo publicado en “colectivopuebloandaluz.blogspot.com”
Alí Manzano
Diego Cañamero interviene en El Gato al Agua. Intereconomia
Pocas cosas hay tan estúpidas como la fe ciega en una persona, como el creer que esa persona es “inmaculada”, como el creer que nuestro futuro o el de nuestro pueblo está en manos de una persona que ha sido mitificada por el acierto de acciones mediáticas, sobredimensionadas por una prensa y un sistema necesitados de nuevos Robin Hood, o de nuevos bandoleros que recorran las sierras andaluzas en busca de justicia y en defensa de los oprimidos.
Acciones como las del “Mercadona”, las ocupaciones de fincas como “Somonte” o “Las Turquillas”, las marchas que recorrieron Andalucía durante el verano del 2013, o el gran éxito de participación que fue el “22-M”, fueron creando un mito en torno a Diego Cañamero y al SAT. Un nuevo Superheroe omnipresente en medios de comunicación, prensa, radio, TV, incluso en esa TV a la que tanto critican como Intereconomía o 13 TV.
Pero no era oro todo lo que relucía. Tras la máscara de superheroe no había nada, no había una organización fuerte porque no se ha querido construir, para favorecer una organización personalista, dependiente de un líder indiscutible e incuestionable, una especie de secta cuyo dogma principal es la infalibilidad del líder y la repetición de las consignas que el líder lanza al aire del foso mediático o contra todo aquel que cuestiona una autoridad basada en el control de la disidencia interna.
El marketing diseñado daba resultados; sin invertir tiempo ni esfuerzos se iban desarrollando acciones que acumulaban prestigio, reconocimiento, una aureola de esos valores que los voceros del sistema considerados de “izquierdas” reclamaban: dignidad, honradez, valentía, audacia, determinación.
Pero en más de treinta años de dirección personalista del SOC y posteriormente del SAT, no se ha llegado a crear un Sindicato de militantes formados en cuestiones políticas y sindicales, no se ha creado una estructura sólida que permitiera la defensa de los trabajadores en los tajos de trabajo, más allá de las acciones simbólicas, no se han ofrecido alternativas económicas a una militancia azotada por el paro; simplemente, se ha favorecido la dependencia del líder y de una “burocracia” formada por aduladores sin capacidad y sin voluntad de luchar por la clase trabajadora andaluza y por unos militantes a los que desprecian.
La actuación de Cañamero, convertido en un simple “flautista de Hamelin” siempre ha ido encaminada a crear una ficción, una quimera que sirviera a sus intereses personales, sirviéndose de sus propios afiliados, llevándolos de un sitio para otro según sus intereses personales; ahora somos republicanos españoles; ahora independentistas andaluces; ahora ciudadanos indignados...
Las “acciones” del SAT siempre han estado encaminadas a conseguir un impacto mediático; han sido actuaciones “simbólicas”, simples llamadas de atención buscando un protagonismo que le concediera una popularidad que sirviera a sus intereses de cara a mantener la “burocracia” creada en torno a su figura. Una “burocracia” que vivía y vive de las “liberaciones” de Izquierda Unida en la Diputación de Sevilla y en el Parlamento andaluz; a más popularidad, a más relevancia mediática, correspondía una mayor cuota de poder dentro de IU.
Cada vez que se acercaban elecciones del tipo que fueran, amenazaban a IU con formar un bloque soberanista fuera de esta coalición. Las amenazas y el miedo de IU a perder parte de su electorado en Sevilla le permitía colocar a su “burocracia” en puestos remunerados. De cara a las próximas elecciones, han sustituido la amenaza de un bloque soberanista andaluz con la amenaza de su integración en coaliciones tipo “Ganemos” o “Podemos”, llegando a sustituir el discurso soberanista por el ciudadanista español tan de moda en los medios “progres”.
Más de 30 años viviendo del sindicalismo, y no ha sido capaz de formar a una generación de dirigentes que tomaran el relevo. El “sindicalismo” lo han convertido en una forma de vida, en un trabajo del que vivir. Y esa es la mayor perversión que se puede dar en una organización que se autodenomina revolucionaria, esa es la mayor corrupción a la que puede llegar un dirigente político o sindical. Eso provoca una “burocratización” separada de la militancia cuyo objetivo es mantenerse en el cargo porque no conocen otra forma de ganarse la vida.; y cuando su sueldo no depende de la militancia, sino de otros ingresos, como Diputaciones, Parlamentos o donaciones de organizaciones europeas, el objetivo de sus desvelos no son los militantes ni la clase trabajadora, sino aquellos que mantienen su status sindical, político y económico. Los militantes pasan a un segundo plano, el plano del desprecio, del ninguneo, convirtiéndolos en miembros de una secta al servicio del gurú y de su “corte”.
Y como dicen que de muestra vale un botón, os dejo a continuación las manifestaciones del ex-militante del SOC y del SAT Javier Ballesteros Osuna, sobre la “ocupación” de Somonte.
SOMONTE: La verdad sobre una “ocupación”
A dos años de la ocupación de las tierras de Somonte creo en el deber de hacer un pequeño balance o información de lo transcurrido en estas tierras, por respeto a todos y todas los hombres y mujeres que de una o de otra forma se solidarizaron con la lucha de Somonte, y porque no, también por derecho como participe que fui en esta lucha y militante del Sindicato de Obreros/as del Campo.
Somonte nace a raíz de una Asamblea Nacional del SAT en Osuna a primeros de otoño de
Jornaleros andaluces en la ocupación de SOMONTE
2011, donde debatimos la intención de la Junta de Andalucía de vender cerca de 20.000 ha de tierras públicas siendo Somonte una de las primeras que salía a la venta el 5 de marzo de 2012 bajo subasta. Acuerdo unánime de la asamblea ocupar esta finca para denunciar la venta de tierras públicas, pero desde la Unión Local de Posadas se insiste una vez más que la ocupación debería de dejar de ser simbólica y pasar a la acción que no era otra que trabajar la tierra, la Asamblea plantea sus dudas pero al final apuesta porque si hay gente dispuesta se tire palante, dejando en manos de la dirección provincial de Córdoba la preparación de la acción y fijar el día. En un primer momento Somonte se pensaba ocupar sobre noviembre de 2011, pero se nos hecho encima la campaña de naranjas y vimos más positivo no precipitarse, y tras varias Asambleas en Posadas y Palma del Rio y después de una nueva Asamblea Nacional se decide ocupar Somonte un día antes de que saliera a subasta el día 4 de marzo de 2012.
Una cosa teníamos clara muchos de los jornaleros/as que resistimos en Somonte desde el primer día, Somonte era una lucha revolucionaria por la tierra, la lucha histórica del Jornalero/a contra el terrateniente y la propiedad de la tierra, la lucha de clases, lo que llevábamos años denunciando sin dar frutos con ocupaciones de tierras de duques, condes y marqueses, lo que llevábamos siglos gritando “la tierra pa el que la trabaja”, “Reforma Agraria” ese era el grito de lucha de los compañeros al mando del SOC-SAT, de los que aprendimos, admirábamos y hubiéramos incluso dao nuestras vidas por ello. Nunca Somonte fue una lucha contra la crisis o contra el hambre como se ha dicho desde algunos medios o sectores queriendo desviar la atención del origen principal, es cierto que la crisis y el paro fueron un agravante más por lo que mucha gente se sumó a la acción, pero nunca más lejos de la realidad.
Pocos y pocas confiaban en aquella treintena de jornaleros/as que al día siguiente de la ocupación empezamos a trabajar la tierra; por un lado para la Junta éramos un puñado de subsidiados agrícolas que pronto nos cansaríamos, para la Guardia Civil unos delincuentes que íbamos a fomentar la delincuencia y a desvalijar el cortijo y para muchos de nuestros compañeros/as de Sindicato no íbamos a durar más de tres días y nos tendríamos que volver a los pueblos sin nada conseguido, pero todos se equivocaron, con nuestro trabajo, la generosidad y la solidaridad de muchos compañeros/as de todo el mundo en poco menos de año y medio se consiguieron infinidad de objetivos y proyectos, hay quien dice que si no se hizo, que si se dejó de hacer, que si se podía haber hecho, ¿acaso hay alguien que hubiera hecho más en tan poco tiempo y con tan pocos medios?, se sembró casi la mitad de la tierra, se puso en riego un buen puñado de hectáreas, se construyó infraestructuras para el futuro, se creó una red de reparto de cestas de verduras semanalmente, se consiguió una furgoneta para el reparto, etc.. Además de conseguir ahorrar cerca de 30.000€ para seguir durante este año con los proyectos que teníamos y lo que es más importante, la credibilidad, la confianza la admiración y el apoyo de muchos vecinos, pequeños comerciantes y agricultores que estaban siempre dispuesto a ayudarnos en todo lo que necesitábamos.
¿Qué ocurre entonces en Somonte?
Está demostrado que desde el principio Somonte no cuenta con el apoyo de la dirección del SAT, no entraba en sus planes, desde el primer día en la ocupación que ellos esperaban que fuera nuevamente simbólica intenta convencer a la responsable provincial Lola Álvarez de que no nos quedáramos en la finca que tendríamos que desistir en nuestro empeño y regresar como siempre después de echarnos la foto de rigor, una nueva pantomima de cara a la galería. Pero no solo el día de autos fue el único en el que se intentó acabar con la lucha sino que días después y a través de varias asambleas en Somonte donde se desplazaban casi toda la cúpula del aparato sindical para convencer a los ocupantes con frases tan bochornosas pronunciadas por líderes supuestamente jornaleros, como “que aquí no había futuro”, “esta tierra no vale pa na”, “esto no da pa comer na mas que a una familia” etc... Pero no solo se basan los hechos en estos casos de desestabilización o de crear desánimo entre los jornaleros/as de somonte, sino que nunca hubo un posicionamiento oficial de apoyo de la dirección del SAT ante la Junta de Andalucía, es mas era triste ver como una y otra vez nuestro lideres daban asambleas en pueblos y ciudades de toda España hablando de las luchas del Sindicato y nunca se pronunciaba Somonte a pesar de que la trascendencia de Somonte había rebasado fronteras y para muchos sectores y organizaciones obreras mundiales era calificado de la lucha revolucionaria más importante en estos momentos contra el capitalismo, la burguesía y la propiedad privada. Pero ellos a lo suyo y se inventan una nueva historia, la Turquilla, lo que nos induce a pensar en este caso que seguramente nos equivocamos de provincia a la hora de ocupar una finca y trabajarla. Por estos que el sindicato no se volcara cuando se consolidó la ocupación, ni se puede entender ni es aceptable.
La miseria y la mezquindad de la clase obrera afloran a raíz de un problema interno cuando el trabajo empieza a dar algunos frutos, se producen enfrentamientos internos, muy duros llegando a extremos difíciles de entender. Hay algunas discusiones importantes, como por ejemplo si había que empezar la distribución de una parte del dinero que entraba por ventas en forma de salario o si mantener todo en la caja común… cierto es que estos “compañeros/as” empezaron a percibir dinero de las ventas a cambio de nada pues todo el tiempo posterior lo dedicaban a beber, fumar, comer, dormir, insultar y amenazar, como he dicho antes difícil de entender. Puede que haya habido problemas en la gestión y de cosas que no se hayan llevado bien, o de flexibilidad para integrar distintos grados de conciencia, pero lo que debe de quedar claro es que el proyecto de Somonte estaba por encima de todo. Una y otra vez nos dolía la boca de pedir ayuda al sindicato pero siempre se hacía oídos sordos. Cuando la dirección del sindicato decide actuar lo ve como la oportunidad para deshacerse de las personas que estaban al cargo de la gestión de Somonte y de la dirección del SAT en Córdoba y se posiciona desde el primer momento de parte de estos individuos, anteponiendo lo ebrio sobre lo sobrio, manipulando a estas gentes a su antojo consintiendo todo tipo de mentiras y amenazas, asesorando y metiendo cizalla, con un máximo responsable de todos estos hechos en la persona del responsable de desorganización u organización del SAT José Caballero.
La gota que colmó el vaso es el día en que estos individuos que como siempre bajo los efectos del alcohol intentan agredir a varias personas de los que estábamos en aquel momento en Somonte e incluso compañeros/as de fuera que nos visitaban entre ellos a un hombre de 86 años, hay testigos de los hechos varios de ellos militantes del Sindicato que estaban allí y que también fueron insultados, algunos de los compañeros de fuera representantes de organizaciones obreras enviaron escritos a la dirección del SAT para explicar los hechos que habían presenciado durante su estancia en Somonte. Para evitar males mayores es cuando decidimos el pasado 15 de septiembre abandonar Somonte y debido a la presión por parte de algunas uniones locales se insta a que se lleve el asunto a la Asamblea Nacional, pero nada me sorprendió de nuevo una Asamblea nacional amañada en el Coronil para guardarse bien las espaldas y cuando el desorganizador Caballero y la compañera de los mil cargos Mari García se dedican a hacer asambleas por los pueblos buscando apoyos para su parte, incluso una visita de Cañamero con anterioridad a mi casa en la que por supuesto no quise recibirlo, habló con Lola, Cañamero instaba a una asamblea de consenso sin entrar en descalificaciones llegar a acuerdos etc. Nunca más lejos de la realidad nosotros no íbamos a la asamblea con estos ánimos, pero si es cierto que se consintió que elementos que decían ser de Somonte y que salvo uno de los cinco que fueron estaba afiliado al SAT con su papelito escrito ¿se lo redactaría Caballero? profirieron todo tipo de mentiras e insultos hacia nuestra persona.
¿Qué se decide en esta asamblea?
Pues lo que ya estaba decidido hace días, que todo el mundo de somonte se fuera unos días de vacaciones y después volver, a y crear una comisión que gestionara Somonte y se reuniera periódicamente para evaluar la situación. Yo particularmente fui voluntario a Somonte y voluntariamente me fui, pero si es cierto que llamémosle los otros se fueron de vacaciones pero pagadas todos y cada uno de ellos recibieron de nuevo dinero por supuesto de Somonte.
¿Cómo es Somonte en la actualidad?
Ni sombra de lo que fue, hace unos 20 días que me decidí a pasar por allí junto con unos compañeros de Posadas y Hornachuelos a recoger algunos efectos personales que aun teníamos allí, actualmente el cortijo es lo más parecido a un cortijo robao miseria y mierda por todos laos, puertas rotas, chimenea rota, horno quemao, animales medio muertos de hambre, cadáveres de animales en el arroyo del pozo, motores rotos, naves comías de mierda, árboles secos, en fin el abandono total y como no las diez de la mañana y el personal metio en el cortijo o durmiendo seguro que no había nada que hacer. Muy al contrario de lo que dicen Caballero y Rodríguez en la prensa allí solo hay 4 personas, que viven la vida birlonga, ninguno militante del SAT, bueno creo que uno esta afiliao el Fuentes pero no paga las cuotas según él, gentes sin conciencia de clase sin ideología sindical ni política, sin credibilidad en sus pueblos, gentes que en su momento llegaron a Somonte y fueron recibidos como todo el mundo, creyendo y confiando en que todo el mundo es bueno y valido, otra vez me equivoque. Sin proyecto de futuro se reparten lo poco o mucho que vende para sus “necesidades”, viviendo aun de las rentas de lo trabajado por otros que no por ellos, eso sí casi la totalidad de las tierras están sembradas de grano gracias a que se han repartido el pastel varias cooperativas del Sindicato de Lebrija, Pedrera etc. Lo que convierte Somonte en un centro de trabajo.
A cuenta de las cuentas
Es mucho lo que se ha hablao en los últimos meses de las cuentas de Somonte, que si no estaban claras que si no se enseñaban, y en muchos casos pedían cuentas gentes que ni siquiera habían aportao una pequeña ayuda, es mas ni habían pasao por somonte. Las cuentas desde que hubo el primer euro gracias a la aportación solidaria de la gente esta hasta el ultimo céntimo reflejao con facturas y recibos o mediante la cuenta bancaria que se poseía junto con la Unión Local de Posadas, toda esta documentación fue enviado a la persona de Cañamero y Rodríguez junto con el dinero existente hasta el pasado mes de septiembre que abandonamos Somonte, todo con documentación original de trasferencias bancarias, extractos de la cuenta conjunta desde el 5 de marzo de 2012 a fecha de 30 de septiembre de 2013, recibos que aun quedaban por cobrar como la cosecha del trigo o el girasol, el acuerdo de los pastos con los pastores vecinos etc. Había un compromiso de palabra por parte de Cañamero de que una vez revisada las cuentas y comprobado que no había ninguna anomalía se emitiría un escrito a las Uniones Locales, pero a este hombre le queda ya poca palabra, (queda a disposición de quien lo solicite el envio de copia de esta documentación). Pese a ello la ruindad de ciertos individuos consentios por el sindicato se permiten verte el peor de los argumentos, que habíamos robado dinero, creen los ladrones que todos son de sus condiciones. ¿Quién presenta ahora las cuentas de Somonte?, ¿en que se han gastao cerca de 25.000€ en poco más de 3 meses?, ¿hay facturas o recibos?, dicen que han comprao un tractor, a nosotros no lo habían dao casi para siempre el compañero Antonio de Paradas, dicen que han comprao una grada de discos, a nosotros no la prestaba el vecino de al lao, dicen que han comparo un arao, nosotros lo teníamos en exclusiva cedió por los pastores vecinos, un remolque, allí estaba Marinalea pa prestarlo, pensábamos que el dinero existente seria para invertir en el proyecto de futuro, en riegos, en la balsa, en el pozo y poder sembrar, ya habría tiempo de comprar maquinaria. Caballero de nuevo miente y además insulta a todo aquel o aquella que con mucho esfuerzo aporto dinero a la lucha, en unas declaraciones al diario Córdoba el pasado 6 de febrero dice que el SAT había invertio 50.000€ en Somonte, mentira el SAT solo ayudo a Somonte con 200€ la transferencia bancaria lo refleja, es mas es la lucha del Sindicato que menos costo económico ha tenio referente a multas, solo una de 300€ del primer día de ocupación, nada comparable con los 70.000€ en multas que acumulan en otras provincias. Es más el SAT a recaudao dinero a costa de Somonte como es el caso del famoso concierto de Madrid que se llevaron hasta el dinero de las huchas, no sé cuanto se recaudo, pero si se que a Somonte no llego ni un duro.
Responsabilidades
Por supuesto que no voy a eludir la parte de responsabilidad que me corresponde, creo que me equivoque en muchas cosas, la primera en creer en el sueño colectivo, también en creer que la revolución no admite descanso mientras no se gane, en exigirme y exigir a los demás el máximo esfuerzo y generosidad en el trabajo colectivo o publico, por eso no entenderé jamás como los obreros somos capaces de cogerle al duque 20 cajas de aceituna por jornada y si vamos al Humoso por ejemplo cogemos 10 cajas, o cuando salimos al PER a trabajar ponemos 20 lozas y si nos vamos a una empresa privada ponemos 40, y por supuesto a la hora de la disciplina obrera para mi muy importante en cualquier lucha que se preste, pero para otros se convierte en un estado dictatorial. Para mí los máximos responsables de lo acontecido en Somonte no son otros que la dirección nacional del SAT, una dirección caduca, obsoleta y acomoda, una dirección que obedece la directrices de la mano que le da de comer la mano architraidora de IU, ¿quien le paga a los acomodaos en la poltrona de Javier García, José Caballero, Manuel Rodríguez, Mesa, Cañamero y demás?, ¿Cuánto ganan? porque priorizan los gestos simbólicos de ocupaciones, actos en supermercados, en bancos... desplazan el centro de la lucha no a organizar los jornaleros en paro o a sindicalizar los trabajadores en condiciones duras de las campañas hacia la acción de una minoría, pero que además suponen un enorme desgaste en detenciones, sanciones y posibles penas de cárcel para la militancia del sindicato, y como responsable máximo de todo ello el Secretario General del SAT Diego Cañamero más pendiente del circo mediático de la prensa burguesa que de la lucha revolucionaria, y todo ¿a qué precio?
Cuantos cadáveres más hay que dejar en el camino para conseguir vuestro objetivo, cadáveres de compañeros/as con años de militancia algunos históricos que siempre han estao en la vanguardia de la lucha, mientras una vez mas apostáis por el tocino rancio, por desertores y a los auténticos pata negra ya no lo queréis ni pa pegar carteles. Los hechos nos demuestran que no hubo nunca sindicatos políticamente independientes y seguramente nunca los habrá, es más rentable la colaboración de clases y las relaciones pacificas con la burguesía que la revolución proletaria.
A somonte no lo derrota ni la burguesía, ni los terratenientes, ni la Guardia Civil, es derrotado por nuestro propios compañeros y esto tiene un nombre TRAICIÓN, y la traición ya sabemos cómo se paga, estoy casi seguro que somonte es el precio de esa pantomima que le llamáis el banco de tierras, pero de lo que estoy completamente seguro es del acoso y derribo a la compañera Lola, algunos teníais que tener prohibido gritar Reforma Agraria
Javier Ballesteros Osuna. Jornalero. Ex -ocupante de Somonte. Ex –militante del SOC-SAT

sábado, 27 de diciembre de 2014

EL “ÚLTIMO” MENSAJE DE COSPEDAL.

Cospedal ya luce cara de cadáver político y ni su infame pucherazo la salvará de la derrota. La miro y me viene el recuerdo del expresidente Barreda. Aquel también olía a derrota en las navidades de 2010, aunque el mérito no era suyo, era de sus asesores, empeñados en ocultarle una realidad que todos veíamos: la ex miss feria de Albacete era más rival de lo que ellos se empeñaban en hacerle ver.
Mª Dolores Cospedal
Es verdad que Zapatero puso su granito de arena, toneladas henos conocido después, para que el tsunami PP arrasara la piel de toro, pero aquellos que se empeñaron en abrir la puerta a Cospedal deben cargar con todas las culpas. ¿Quién o quiénes fueron responsables de aquella reforma electoral con la que Barreda se lo jugaba todo a la carta de Guadalajara y apostaba por impedir la entrada de IU-ICAM en las cortes regionales, aunque ello garantizaba el gobierno de la izquierda? Empeñarse en pasear a Barreda de inauguración en inauguración para que recogiese el aplauso de los fieles fue un error de bulto que solo unos pocos han pagado. Otros, los de siempre, siguen en primera línea, incombustibles, ocupando portavocías, secretarias provinciales y postulándose como adalides del cambio para 2015 .
Pero volvamos a lo que nos ocupa, la reina en su mazmorra de oro. Cospedal sigue al pie de la letra el guión de las inauguraciones en territorio amigo, como la torre del vino de su fiel Sebastian (para eso le colocó en el senado y en el consejo rector del PN Tablas de Daimiel). Un otero millonario desde el que observar el desastre de su gestión: una tierra asolada por los recortes en la que ni la PAC evita el éxodo de decenas de miles de castellanomanchegos. Se empeña Cospedal en presentar un mundo de fantasía como balance de su gestión pero la realidad de la crisis es tan tozuda que ni las homilías de Nacho Villa pueden ocultarla. Todo está bien, todo es fantástico y Castilla La Mancha vive su mejor momento. Y todo gracias a nuestra presidenta, esa madrastra de cuento de hadas que dedica más tiempo a postularse para la corte que a atender los problemas de la ciudadanía que le paga.
Llegó al gobierno regional presumiendo de austera y anunciando a bombo y platillo que renunciaba a vivir en el Palacio de Fuensalida. Lo hago, dijo, por ahorrar en gastos suntuarios, insinuando que su predecesor era un derrochador de tomo y lomo. Olvidó decir que acababa de gastarse 300.000€ en reformar el salón de la emperatriz para desempeñar en él sus ocupaciones presidenciales, también que ella, como su predecesor, preferían la noche madrileña a la toledana, que siempre tuvo fama de dura, y que acababa de comprarse un “cigarral” por 2’5 millones. Después hemos sabido que era un regalito de su generoso marido, quizá agradeciendo que sus ingresos se han multiplicado milagrosamente desde que ella es presidenta. Lo cierto es que el pretendido ahorro se mutó en gasto por aquello de garantizar su seguridad.
Nos ha abierto las puertas a la esperanza con la promesa de que 2015 será mejor que 2014. En eso no se equivoca porque el nuevo año nos traerá su derrota electoral y dudo que pueda haber mejor noticia que esa. Ella, que se presenta como gran gestora y garante de los servicios públicos olvida algunos detalles insignificantes: que la deuda pública de Castilla La Mancha se ha duplicado y supera ya los 12.000 millones, que el déficit público previsto para todo 2014 había sido superado en 0’5 puntos en el mes de octubre y ello a pesar de haber destruido 26.126 empleos públicos según el informe elaborado por AFI y Asempleo. Desde que llegó al gobierno se ha reducido un 26’6% la plantilla de empleados públicos dependientes de la administración regional.
Otro detalle que se escapa en su balance es que nuestra tierra tiene, desde que ella gobierna, la tasa de paro más alta de su historia, el 28%, y supera en más de tres puntos la media nacional. Olvida también que 126.000 desempleados no perciben ningún tipo de prestación y que Castilla La Mancha es la comunidad con menor número de beneficiarios de la renta de inserción. Ella, que ofreció empleo a cambio de votos solo ha cumplido su promesa enchufando a militantes y familiares de cargos públicos del PP. También es mérito suyo que 22.387 residentes hayan abandonado Castilla La Mancha en 2013 y que desde 2011 hayamos perdido la friolera de 106.000 habitantes en una tierra ya de por si despoblada y envejecida.
No olvidamos el cierre de las urgencias nocturnas y los colegios rurales, reabiertos después por la lucha constante de los pueblos afectados, los intentos por privatizar tres hospitales y los centros de salud reinaugurados para presentar alguna obra pública en su currículo. Ceremonia de lo absurdo que se ha repetido en varios pueblos con el consiguiente enfado de una ciudadanía que no perdonó que esas mismas instalaciones fueran cerradas a cal y canto con su llegada al gobierno. Tampoco olvidamos a los dependientes fallecidos por falta de ayudas o porque ni siquiera fueron reconocidos como tales o perdieron su condición de dependientes.
Su abstracción de la realidad es tal que se sienta ante las cámaras de la Tv pública con mayor número de sentencias condenatorias por manipulación informativa, al tiempo que ostenta también la condición de ser la menos vista. Una Tv que no es bien recibida por decenas de alcaldes y cuyos trabajadores tienen prohibido vestir de negro para ocultar su campaña reivindicativa “los viernes en negro”. Además riza el rizo de la manipulación comprando el apoyo de los llamados medios “amigos”, lo que nos cuesta 22 milloncejos de nada a los castellanomanchegos. Eso sí, Méndez Pozo, COPE, ABC y otros se encargan de contarnos las medias verdades por las que reciben tan suculento aguinaldo.
Estimada presidenta, gracias por contarnos la realidad paralela en la que Vd vive o le cuentan sus asesores, esos que tantos millones nos cuestan y con los que ha sustituido a los diputados electos y los organismos públicos de control a su gobierno, pero hubiera sido más creíble si hubiera pedido perdón por el perjuicio causado a la mayoría de la población, por reconocer que esta navidad ha vuelto a cerrar 300 camas en los hospitales públicos y hubiera tenido unas palabras de aliento para las 300 familias que pasaran encerradas hasta el 5 de enero peleando para que ELCOGÁS NO SE CIERRE y los 500 interinos que esperan su readmisión.

Plumaroja.

viernes, 26 de diciembre de 2014

EL SUEÑO IMPOSIBLE DE OBAMA Y CASTRO

Germán Gorraiz López. Analista de Economía y Política

Obama estaría pensando seriamente en el otoño de su Presidencia (Lame Duck), en borrar definitivamente el estigma impreso por la Administración Bush en los aparatos de poder (establishment) tras afirmar en su viaje a Berlín que “la guerra emprendida por George W. Bush no puede ser eterna” y citando a James Madison, añadir que “ninguna nación puede preservar su libertad en medio de una guerra continua”.
03_Obama-Castro
Obama y Raúl Castro durante los funarales de Nelson Mandela
Así, tras la significativa erosión de la imagen de EEUU en el mundo, tras los sangrantes episodios de vulneración de los Derechos Humanos en Abu Ghraib y Guantánamo, una de las primeras decisiones de Obama tras su investidura en el 2009 fue firmar una orden ejecutiva para exigir el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo en el plazo de un año. Pero, en su segundo mandato, sus asesores todavía siguen buscando los mecanismos legales para finiquitar el “limbo jurídico” de Guantánamo, espacio virtual fruto de la ingeniería jurídica del llamado “Comité de Guerra” ( nombre en clave del selecto grupo de juristas y asesores que trabajaron a las órdenes de la Troika formada por Rumsfeld, Hayden y Cheney), verdaderos detentores del Poder durante el nefasto mandato de George W. Bush.
Con respecto a Cuba, Obama ordenó en enero del 2011 la restitución de las políticas de la administración Clinton reduciendo las restricciones de viajes y envíos de dinero desde Estado Unidos a Cuba, pero, tras estas maniobras de distracción, subyacerían las conversaciones secretas entre el cubano-judío y Profesor de la Universidad de Denver, Arturo López -Levy y las autoridades cubanas para negociar el trueque de Gross por los 3, lo cual representaría eliminar un significativo escollo en el largo camino para restablecer la normalidad en las relaciones entre EEUU y Cuba y granjearse la enemistad del exilio anticastrista de Miami.
Teniendo en cuenta la pérdida del control del Senado por parte del Partido Demócrata tras las elecciones legislativas de medio término (midterms), del 4 de Noviembre, Obama tirará la toalla en su lucha solitaria contra el establishment y, tras declararse “tablas” en su particular partida de ajedrez contra el filisbusterismo republicano , adoptará una conducta transgresora en el tramo final de su mandato. Así, Obama podría intensificar su particular “operación profiláctica” de los agentes patógenos del establishment (Cuarta Rama del Gobierno) así como reconsiderar el tradicional veto de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU ante propuestas “nocivas para el Estado israelí”, lo que sería un serio obstáculo para diseñar la arquitectura del Gran Israel-Eretz Israel.
En consecuencia, Obama será considerado la “bestia negra” del establishment anglo-judío tras-nacional quien procedrá a la implementación de una intensa campaña de descalificación personal y política de Obama en los medios de comunicación dominantes o “mainstream media”, (especialmente virulenta en los medios manejados por los “think tank” Heritage Foundation y Cato Institute), preludio de la gestación de una trama endógena que podría terminar por reeditar el Magnicidio de Dallas (Kennedy,1.963), complot que ya estaría en marcha y que de nuevo será una auténtica obra de ingeniería laberíntica que tendrá como cerebros a la Homeland Security-CIA y al Mossad israelí y al FBI y al exilio anticastrista como colaboradores necesarios para lograr que EEUU vuelva a la senda de las democracias formales tuteladas por el establishment anglo-judío, quedando una vez más Cuba atrapada en las redes del bloqueo económico, comercial y financiero de EEUU.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Los siete grandes tabúes de las izquierdas españolas

Santiago Armesilla Conde. Doctor en Economía por la UCM en el programa de Economía Política y Social en el Marco de la Globalización

Desde antes de la Transición Española, las distintas generaciones y corrientes de izquierdas que en España han desarrollado su actividad con mayor o menor éxito, han acabado por no distinguir entre el adaptarse a los tiempos y el que los tiempos los adapten a ellos. Tras el fracaso soviético, el dominio prácticamente absoluto de la socialdemocracia desmarxistizada y confundida con el liberalismo (que algunos llaman neo-, como intentando salvar al liberalismo clásico de su supuesto “hijo” radicalizado) en prácticamente todas las democracias de mercado pletórico capitalista, ha ayudado mucho a esta confusión que dije al principio. De ahí que, desde la escuela, los medios de comunicación de masas de todo tipo -incluido Internet-, las Universidades e incluso las expresiones artísticas, esta socialdemocracia liberal, como ideología viscosa que todo lo impregna, se haya convertido en la verdadera ideología dominante del capitalismo actual.
03_01_TabusDe ahí que, y siguiendo la doctrina del fin de la Historia del funcionario estadounidense Francis Fukuyama, que a finales del siglo XX anunció que la democracia liberal-burguesa será la dominante de manera estable tras el derrumbe comunista, la viscosidad de la ideología dominante socialdemócrata y liberal impregne hasta a los más acérrimos opositores al capitalismo, salvando excepciones. Y de ahí que muchos, en vez de ser “anticapitalistas” (con toda la oscuridad y confusión que esta etiqueta conlleva), sean más bien “contracapitalistas”, esto es, contradistintos al sistema económico (e ideológico) capitalista pero desde una oposición que parte de una raíz similar, sino la misma. Muchas personas son liberales sin saberlo, y ése es el gran logro histórico de la ideología liberal.
El régimen de 1978, que sirvió de prólogo para esta situación ideológica y política, en la que el franquismo y la oposición al mismo se fusionaron reconvertidos en el magma ideológico socialdemócrata-liberal, teniendo como marco de juego la Constitución actual, ha posibilitado que la ideología dominante haya trastocado, de momento de manera catastrófica, a las generaciones de izquierdas políticamente definidas más fuertes de los últimos doscientos años. Tanto el anarquismo, como la socialdemocracia originaria, como el comunismo o el maoísmo (no hablemos aquí del jacobinismo o el liberalismo doceañista, espectros del pasado que, como sombras chinescas, se ven más como anécdotas curiosas sus hazañas revolucionarias que como herencia necesaria para los militantes actuales), han asumido sin pestañear y (casi) sin reflexionar, las ideas más peregrinas de este mejunje ideológico dominante capitalista que, si reflexionamos, veremos que es coherente con ese criptoliberalismo del que no se pueden desprender ni siquiera los líderes de las formaciones políticas españolas que se llaman a sí mismas “izquierda transformadora” y epítetos similares que, en realidad, no significan nada.
La ideología dominante, cual Matrix, hace que se conviertan en dogmas de fe ideas que, previamente al desarrollo estructural de las bases socioeconómicas e institucionales que posibilitan que esa ideología dominante se conforme y se convierta en gasolina de dichas bases, no eran más que obstáculos a la conformación de verdaderas alternativas revolucionarias tal y como siempre se habían conformado. De ahí que los que las han asumido las defiendan con uñas y dientes, creyendo incluso que quienes critican estas ideas son en realidad “el enemigo” amigo del capitalismo y del Orden Establecido, o algo peor incluso, un “facha”. Estarías dispuestos a destruir a quien sea que ponga en tela de juicio, como mínimo, estas siete ideas que expondré a continuación, las cuales se han convertido en tabúes.
El DRAE define tabú en su primera acepción como la “condición de las personas, instituciones y cosas a las que no es lícito censurar o mencionar“. La Wikipedia afirma, en el primer párrafo sobre la entrada “tabú” que es “la prohibición de algo supuestamente extraño (en algunas sociedades), de contenido religioso, económico, político, social o cultural por una razón no justificada basada en prejuicios infundados. Romper un tabú es considerado como una falta imperdonable por la sociedad que lo impone“.
Con todas las salvedades antropológicas evidentes que el término tabú conlleva, estamos hablando aquí y ahora de tabúes ideológico-políticos y sociales con implicaciones directas en el quehacer revolucionario, si es que lo hay, de muchas organizaciones. Y son tabúes en tanto que son asumidos tanto por la ideología dominante como por los “dominados dominantes”, los cuales, sin saberlo, legitiman el Orden Establecido que dicen pretender derribar, defendiendo estos tabúes que, a la larga, aseguran lo que a todo capitalista, comerciante y hombre emprendedor importa: la paz social que asegure el comercio. Una paz social que, no obstante, no tendrá reparos en usar el “mal necesario” de la violencia y la guerra al tiempo que las condena cuando se opone a la instauración de su paz comercial. Pues la paz es siempre la paz del vencedor sobre el vencido.
De ahí este artículo, y de ahí esta lista. Éstos son los siete grandes tabúes de las izquierdas españolas, los cuales, incluso, se interrelacionan políticamente entre sí, pues se suelen tomar todas como pack izquierdista que, en parte o en todo, nunca se cuestiona.
Advierto previamente: puede que este artículo no guste, pero no está escrito para “gustar” a quienes han comprado este pack de tabúes. Y si los compradores de este pack me acusan de “fascista” o “facha” por cuestionar dicho pack, habré de decir dos cosas: primera, que no lo soy (soy militante del PCE), y segunda, que con esta reacción me darán la razón.
1) El tabú de la nación española
Este es el primer tabú, el más duro de vencer durante décadas, y del cual, en cierto sentido, dependen los demás. Desde los últimos años del franquismo, y debido a una asociación de ideas tremendamente irreflexiva e infantil, se ha asociado la idea de España con Franco. Es comprensible que así haya sido, pues tras la Guerra Civil Española, la idea de España fue absorbida prácticamente por el régimen vencedor de la contienda, ideologizada y hegemonizada por él, al tiempo que el régimen hijo de aquel, el de la Transición y en el que actualmente vivimos, lo “desideologizó” en parte, sustituyendo el nacionalcatolicismo por el patriotismo constitucional a lo Jürgen Habermas. España pasó así, y gracias a los que pactaron la Transición (franquistas reconvertidos y opositores “reconvertidos”) de ser una “unidad de destino en lo universal” a ser una cosa que nació en 1978.
En el fondo, ambas ideas son la misma: dejando de lado lo absurda que es la idea de “unidad de destino en lo universal” de José Antonio Primo de Rivera (una cuchara, una hez fecal o un planeta también son “unidades de destino en lo universal” en tanto que reposan y se mueven en el espacio-tiempo), lo cierto es que la idea de una “España eterna” de esencial sociales anatómico-orgánicas y católicas, fue Madre de la idea de una España fruto del “consenso” ideológicos de los enemigos de ayer / hermanos de hoy. El patriotismo constitucional español habermasiano es hijo del esencialismo franquista.
Pero, ¿eso conlleva negar la idea de España, negar la existencia de España como nación e incluso buscar su destrucción porque se considera que es algo “facha”, de “derechas” o “antidemocrático”? En absoluto. Las izquierdas que nacen en la Transición y antes, en el tardofranquismo, con cómplices totales de esta situación, por no haber reclamado jamás el patriotismo español para sí cuando tenían más motivos que la “derecha” para hacerlo. España, como unidad política histórica, sí, nace con los Reyes Católicos, y la idea de conformar esa unidad nace, sí, con la Reconquista frente a la invasión islámica del Reino Visigótico. Pero España, como nación política en sentido contemporáneo heredado de la Gran Revolución Francesa, nace con la Guerra de Independencia de 1808-1814 y con la Constitución de Cádiz de 1812.
Mientras las izquierdas a nivel organizado no defiendan la unidad de España, la unidad de los trabajadores españoles en una misma sociedad política, los trabajadores seguirán votando a opciones políticas mayoritarias que garanticen, mal que bien, la unidad de España, como son el PP y el PSOE
Las izquierdas definidas españolas deberían reclamar esa herencia, pero no lo hacen porque asocian España, no a las Córtes de Cádiz, sino a Franco. Y, por extensión, asocian las Córtes de Cádiz, y toda la Historia de España anterior, con Franco. Así, Franco se convierte, no ya solo en la excusa ideológica de una clara muestra de pereza intelectual y mental que hace que se defiendan ideas separatistas por el mero hecho de ser antifranquistas (primero como si Franco todavía viviese, y segundo por asociar infantilmente que todo lo que no sea franquista o de “derechas” es lo mismo que uno, que es aliado e incluso amigo), sino sobre todo, en una figura histórica cuyos enemigos, sin saberlo, engrandecen cada vez más. No hay nada más lamentable que otorgar victorias a figuras del pasado una vez muertas hace tiempo. Y las izquierdas le otorgan victorias a Franco muerto hace ya cuarenta años, mientras sigan asociando la nación política española a su persona.
Algunos han intentado romper, desde las izquierdas, esta asociación, pero sin éxito. El último ejemplo es Pablo Iglesias, de Podemos, al hablar de patriotismo para asociarlo a un proyecto de cambio en España. Va por buen camino, pero no puede evitar arrastrar los dejes criticados en este artículo al apoyar el “derecho a decidir” de catalanes, vascos o andaluces, de balcanizar España mediante el voto. O lo que es lo mismo: la estupidez de Pablo Iglesias, y de personas dentro de Podemos, Izquierda Unida, el PSOE y otras organizaciones políticas, le lleva a pensar que otorgar un privilegio equivale a dar un derecho. Cuando se pretende que sobre la unidad de la nación española, que existe, no puedan decidir todos los españoles, sino solo aquellos censados en municipios de una región determinada donde hay una oligarquía política y económica determinada con poder para presionar a un Estado central que consiente y se beneficia de la existencia de esa oligarquía, se está más cerca de la derecha, incluso de la extrema derecha, que de las izquierdas.
Romper este tabú ese esencial para avanzar en positivo. Mientras las izquierdas a nivel organizado no defiendan la unidad de España, la igualdad de todos los españoles ante la Ley en Derechos y Deberes, la unidad de los trabajadores españoles en una misma sociedad política, y no se vea que todo separatismo es de derechas por el mero hecho de ser separatismo, estas izquierdas no progresarán en nada. Y por ello, los trabajadores seguirán votando a opciones políticas mayoritarias que garanticen, mal que bien, la unidad de España, como son el PP y el PSOE.
2) El tabú del europeísmo
Desde Ortega, se ha asumido que “España es el problema, y Europa es la solución“. Europa, un término geográfico que ha sido siempre hegemonizado por Alemania como “espacio vital” para construir su imperio depredador, bien sea por vía bismarckiana, bien por vía hitleriana, es la excusa ideológica para imponer esta hegemonía germánica sobre otros pueblos, siendo la Unión Europea su última expresión. Pero no nos engañemos. La idea de Europa no puede asociarse jamás a ninguna idea de progreso social o de “izquierdas”, por más que Lenin y Trotsky reclamaran unos “Estados Unidos de Europa” de corte socialista-comunista que jamás existieron, y que la propia dialéctica de Estados refutó históricamente, durante la Revolución Rusa, la Guerra Civil posterior, la invasión extranjera del nuevo Estado soviético, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. Stalin se dio cuenta siempre de que Europa era el enemigo de la URSS, y de ahí su geopolítica expansiva y contención del enemigo europeísta antisoviético.
Europa nunca ha estado unida políticamente. Tampoco durante el Imperio Romano, Estado que no fue continental-europeo realmente, sino talasocrático organizado alrededor del Mediterráneo (Mare Nostrum) teniendo tierras en el norte de África y en Mesopotamia. Europeizar el Imperio Romano es algo que hizo el fascismo, y que hacen ahora, todavía, los burócratas de Bruselas, Estrasburgo y Berlín. ¿De qué se trata para ellos? De buscar antecedentes históricos, manipulándolos, para mostrar que Europa estuvo unida en el pasado. Otro ejemplo sería el Imperio Carolingio, el cual fue eminentemente “francés” y no “europeo” (como lo fue el Imperio Napoleónico) o el Sacro Imperio Romano Germánico, el cual nunca existió positivamente hablando, salvo como formalidad, siendo más bien una amalgama de Estados pequeños dominados por pequeños monarcas y señores feudales durante siglos, sin poder efectivo político real.
Europa siempre ha sido una biocenosis, una suerte de conjunto de organismos (los Estados europeos) que coexisten en un biotopo (el continente geográfico europeo, influido por la dialéctica de Estados extraeuropeos -China, Rusia, Estados Unidos de Norteamérica, etc.-) en clave de “selección natural”, esto es, supervivencia de los mejores adaptados al entorno tratando de imponerse sobre el resto de Estados. Así ha sido Europa siempre, y siempre será así. Solo el Tercer Reich, que entendió que la raza aria tenía su espacio vital más allá de Alemania, pues era “Europa” su lugar propio (entendieron Europa los nazis como concepto biológico ampliando su término a todos los lugares del Mundo donde hubiesen blancos arios), y los Estados Unidos, que entendieron que unificar comercialmente Europa expandiendo el Estado de bienestar generado gracias a la URSS a todas las naciones europeas podía contener el avance comunista soviético, pudieron “unificar” algo Europa.
Pero, tras el hundimiento de la URSS, la biocenosis resucitó. La guerra de Yugoslavia impulsada por la OTAN y, sobre todo, Alemania; la partición de Checoslovaquia, la expansión de la OTAN-UE (bases del futuro TTIP) hacia el Este, la firma del Tratado de Maastricht hasta el Tratado de Lisboa (y todos los que hay entre medias), evidencian que la “unidad de Europa” ha estado siempre dirigida por los enemigos de las clases obreras de cada nación europea. Pero siendo además imposible unificar a estas clases obreras europeas en una unidad política única, porque hay elementos históricos, antropológicos, culturales y políticos que lo hacen inviables (la lengua, la religión, los intereses geoestratégicos, etc.). Las unificaciones políticas efectivas solo pueden hacerse cuando estos elementos antropológicos, culturales y políticos son prácticamente los mismos entre Estados distintos. Es más fácil que se unifiquen las dos Coreas antes que lo haga Europa.
La cuestión es por qué las izquierdas españolas son europeístas todas. Más allá del internacionalismo proletario, lo que está claro es que son en el fondo orteguianas. Todos los partidos políticos españoles, de derechas y de izquierdas, españolistas y separatistas, son europeístas, siendo éste el tabú que más consenso tiene entre todos ellos. Sin dejar de defender el internacionalismo proletario y apoyando cualquier lucha justa en cualquier nación del Mundo, también en Europa, los trabajadores españoles no pueden esperar a que su soberanía y su unidad puedan defenderse en una histórica biocenosis. Y esto dicho sin perjuicio de apoyarse en China y Rusia para acometer retos geopolíticos importantes en este siglo. Ahora bien, ¿merece la pena que España pase de ser un territorio hegemonizado por Estados Unidos y Alemania a que lo sea por China y Rusia? Si Francia y Alemania han sido desde la Segunda Guerra Mundial unos peleles del Imperio Estadounidense, que puedan serlo de Moscú o Pekín no hace sino cambiar el hegemón que unifica “Europa” de Oeste a Este. Unificación que también sería precaria y bajo supervisión alemana. A este callejón sin salida nos lleva el patriotismo europeísta (con concesiones al separatismo al estilo Podemos o al estilo Jorge Verstrynge, muy cercano a Pablo Iglesias) de Manuel Monereo Pérez en su obra “Por Europa y contra el sistema euro” (2014), dándose cuenta Monereo de que hay un problema, pero aplicando viejas soluciones por inercia.
Tal y como dije en Asís, Italia, en el Encuentro organizado por “Sinistra contro’l Euro”, celebrado el pasado verano, hoy día ser antieuropeísta es como ser antifascista. Y de ahí la necesidad de romper este segundo tabú.
3) El tabú del Islam y el relativismo cultural
Ambos están relacionados. Más allá de la comprensión de la idea de cultura, de lo que se entiende por cultura y de lo necesario que es, para la Antropología o la Historia, el comprender las organizaciones institucionales de otras sociedades, el relativismo cultural ha tendido siempre a ecualizar, equiparar y, en ocasiones, a justificar cualquier expresión cultural ajena a aquella en la que estas disciplinas se han desarrollado. Es comprensible, pues la Antropología como disciplina surgió en un momento en que era necesario, no ya solo estudiar a los pueblos conquistados colonialmente, sino también para justificar su dominio y colonización. Esto, durante los procesos de descolonización, conllevó su “vuelta del revés”, pero no la destrucción de su esencia, sino ponerla a hacer el pino. Los pueblos colonizados, convertidos en Estados independientes, tenían ahora que permitir la comercialización de sus productos culturales, y la justificación institucional de los mismos era necesaria para su justificación como mercancías.
Una tienda de productos chamánicos en pleno corazón de una ciudad europea o norteamericana es el ejemplo más claro del liberalismo económico asociado a este relativismo cultural que, cuando tiende hacia la socialdemocracia y no choca con el conservadurismo cristiano que tiende a combatir este tipo de producciones culturales, se convierte en el mejor aliado del capitalismo y de su capacidad de transformar cualquier objeto en mercancía, por muy remoto que sea su origen. De ahí que el relativismo cultural se convierta en un enemigo declarado de las izquierdas definidas en general (si son coherentes) y del comunismo en particular.
La guerra de Yugoslavia impulsada por la OTAN, la partición de Checoslovaquia, la expansión de la OTAN-UE (bases del futuro TTIP) hacia el Este, el Tratado de Maastricht y el Tratado de Lisboa evidencian que la “unidad de Europa” ha estado siempre dirigida por los enemigos de las clases obreras de cada nación europea
El relativismo cultural aliado del liberalismo socialdemócrata abre puertas que pueden ser traspasadas incluso por enemigos declarados del capitalismo que, sin embargo, no pretenden sustituirlo por sociedades de corte leninista o socialista. Hablamos de configuraciones políticas y sociales anteriores en el tiempo histórico, seguidas por miles de millones de personas y que, auspiciadas por la protección geopolítica de Estados Unidos, el auge del petróleo como elemento esencial de funcionamiento del Orden Internacional y el apoyo que buena parte de sus elites dan a sus elementos más extremistas (grupos terroristas, yihadistas, wahabbitas, salafistas, etc., siempre sunníes por cierto) no son en absoluto aliados de la “lucha proletaria internacional” ni de las izquierdas. Sociedades donde los ateos, anarquistas y comunistas son asesinados y encarcelados por el mero hecho de serlo, al igual que los homosexuales, y donde las mujeres son consideradas como inferiores.
Me refiero al Islam, una religión que surge hacia el siglo VII d. C. en Arabia debido a la influencia sobre Mahoma, su fundador, del cristianismo nestoriano, el arrianismo y otras corrientes heréticas cristianas que negaban la divinidad de Jesucristo (el Islam nace en la periferia del Mundo cristiano medieval), y que actualmente siguen cerca de 1.300 millones de personas en todo el Mundo, incluida España.
La asociación de la idea de España con el franquismo y el nacionalcatolicismo conlleva, en muchos casos, aceptar el pack entero de estos tabúes, incluido el de asociar el cristianismo en general, y la Iglesia Católica en particular, con Franco. Sin negar la parte de verdad que esto pueda conllevar, tan absurdo es pensar que todos los católicos son fachas y potenciales pederastas a pensar que todos los musulmanes son potenciales terroristas y, también, potenciales pederastas. Pero de la misma manera que no se puede culpar a todos los católicos de la pederastia masiva en el seno de la Iglesia Católica aunque haya elementos preocupantes en ciertos códigos morales antiguos donde la condena moral y teológica de la misma nunca ha sido tan explícita como con otras prácticas, no se puede culpar a todos los musulmanes del terrorismo islámico y del yihadismo (el intento de convertir a toda la Humanidad al Islam, por la fuerza y la guerra si es necesario) aunque sí hay elementos en los propios fundamentos del Islam que llevan al yihadismo.
Pero, decía, la asociación de ideas España-Franco-catolicismo, conlleva en muchos casos la asociación de ideas Al Andalus-Islam-progreso social y democracia. En todos los casos en que esta asociación se defiende, al comentársele las atrocidades cometidas en el nombre del Islam y lo retrógrada que resulta esta religión nacida en la periferia del mundo cristiano medieval (lo vuelvo a señalar porque es importante), te espetan sobre la tolerancia de Al Ándalus (donde los judíos y los cristianos eran súbditos de segunda y pagaban importantes tributos al poder islámico) y recuerdan las atrocidades del cristianismo medieval, moderno y contemporáneo (cruzadas, inquisición, etc.). Y suelen ser, además, personas que defienden el laicismo al mismo tiempo que la tolerancia entre religiones. La plasmación última de esta estupidez ideológica la pudimos observar, a un nivel político de dimensiones internacionales, con la Alianza de Civilizaciones promovida por el liberal socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero durante su legislatura, convirtiendo su PSOE en el adalid del relativismo cultural más naif y de salón.
La necesidad de ruptura de este tabú, el del relativismo cultural (que equipara una ablación de clítoris a una circuncisión masculina) y del Islam asociado a aquél (la segunda religión del Mundo en número de fieles que, por motivos demográficos, podría ser la primera en este siglo XXI), se fundamenta en lo siguiente: de la misma manera que los filósofos ilustrados, muchos cristianos y católicos, criticaron los fundamentos del cristianismo en los siglos XVI, XVIII y XIX, hasta la actualidad, es necesario criticar radicalmente, y hasta sus fundamentos más radicales, al Islam, porque en buena medida el futuro de las izquierdas dependerá de ello.
Por eso, hay que ir con machete y sin contemplaciones a triturar las raíces del Islam en sus textos fundamentales, sobre todo el Corán, el fundamento primero y último de toda la religión islámica. Y ello conllevará tener el mismo valor para hacer manifestaciones contra la matanza de niños, mujeres, homosexuales o disidentes políticos en naciones como Irán, Pakistán, Afganistán, Indonesia, Egipto, Turquía o Arabia Saudita (la madre del cordero, pues goza de protección imperial y en ella están La Meca y Medina, las ciudades más santas del Islam -las religiones no flotan en el aire, no son cosa divina-) que cuando ocurre lo mismo en Estados Unidos, Rusia, China u otros lugares.
4) El tabú del federalismo
Este tabú es más problemático de lo que en principio pueda parecer. Acríticamente y sin cuestionarlo en absoluto, se ha asumido que en España, ser de “izquierdas”, equivale a ser federalista, bien sea para “resolver el problema nacional”, bien sea para asegurar mejor la balcanización de la nación española. Todo parte en buena medida de la descomposición de la nación española de ambos hemisferios nacida en 1812 en Cádiz y de la reflexión posterior de Francisco Pi y Margall, presidente de la Primera República Española, en su obra “Las nacionalidades“. ¿De qué trata realmente el federalismo español? De transformar la tradicional anatomía antropológica y sociológica de la España ibérica e insular de estirpe católica, desconfiada del poder central del Estado, en una modalidad de nación soberana moderan basada en lo realizado en Italia, Alemania y, antes, en Estados Unidos y en las repúblicas hispanoamericanas independientes.
Pero, realmente, ¿qué es el federalismo y el confederalismo? Un Estado federal es una ficción jurídica, por el cual Estados o colonias previamente separadas e independientes se unifican, cediendo su soberanía a una Federación, o lo que es lo mismo, a un Estado centralizado de facto. Según el grado de competencias que tenga cada unidad del nuevo Estado antes separada, se hablará de federación o confederación. Pero para poder hacer un Estado federal (o confederal) primero sus partes tendrían que estar separadas para luego poder unirse. Siendo esto así, ¿tiene sentido pedir que España sea un Estado federal? No, pues España lleva unida (al menos su parte ibérica e insular) desde el siglo XVI; por lo tanto, es estúpido pretender desunir una nación unida desde entonces para, mediante el federalismo, mantenerla unida. Convertir a España en Estado federal, partiendo de una unidad previa, no sería entonces, además de una estupidez, un juego muy bonito para catedráticos de Derecho Constitucional. No tienen más que sentarse en un despacho, aprobar un documento que diga que España es un Estado federal, y ya está. En esa línea, lamentablemente, están Izquierda Unida, Podemos y el PSOE.
Además, la tradición comunista siempre ha reclamado un modelo único de Estado: la República Única e Indivisible, la cual siempre defendieron Marx, Engels y Lenin (en El Estado y la Revolución), mostrando así al comunismo como heredero y superador del jacobinismo de la Gran Revolución Francesa, pues solo el centralismo unitario puede permitir convertir al Estado conquistado por los trabajadores y su vanguardia en sujeto revolucionario a escala internacional, universal. Algunos dirán que la URSS fue un Estado federal que permitió la separación de sus partes. Pero esas partes solo podían separarse votándolo todos los ciudadanos soviéticos, y en 1991 todas las repúblicas soviéticas votaron en un referéndum por la continuidad de la URSS y de su unidad, aunque en agosto de ese año la sección rusa del PCUS se cargó dicha unidad, sencillamente porque ya no era comunista. Pero lo que está claro es que sin ese federalismo (quizás entendido desde la URSS debido a la inmensa extensión del país, asegurando su unidad en todo caso mediante la fuerza militar y armamentística) y sin esas concesiones al neofeudalismo secesionista, la URSS no habría desaparecido.
El modelo que más le conviene a España, y este no sería incompatible con el bilingüismo legal en diversas regiones, es el la República Unitaria Presidencialista y Unicameral. La Monarquía sobra, la Constitución de 1978 sobra, las Autonomías sobran y el Senado sobra.
5) El tabú animalista
Otro tabú difícil de entender y, al tiempo, de explicar. Desde hace algún tiempo se ha asumido por parte de algunas personas de izquierdas que el defender los derechos de los animales es de “izquierdas” y que es algo progresista, explicando esta lucha entre otras razones por motivos “humanitarios” o porque antes las mujeres, los esclavos, los pueblos colonizados o los seres de otras razas no tenían derechos y ahora sí los tienen.
03_02_TabusSalvo que se trate de un psicópata, nadie en su sano juicio torturaría jamás a un animal. Y, además, ninguna sociedad política permitiría por ley el maltrato hacia otros seres vivos animales o vegetales. Y es cierto que una persona que suele tratar bien a los animales tratará bien a las personas, pero es igual de cierto que quien trata a los animales como personas acabará por tratar a las personas como animales. Un Estado puede otorgar derechos a animales, a vegetales e incluso a entidades arracionales como las piedras. Pero los derechos también han de poder ejercerse, y ni las piedras, ni los vegetales, ni los animales (tampoco los que pretende proteger el Proyecto Gran Simio -bonobos, orangutanes, chimpancés y gorilas-) pueden ejercer derechos porque, para hacerlo, hay que cumplir derechos. Pueden y deben haber leyes de protección de la biosfera, en tanto que nosotros pertenecemos a ella, pero la biosfera no puede tener prioridad sobre aquellos que podemos hacer uso de ella para sobrevivir y, sí, para protegerla.
Equiparar un ser humano, sea niño, mujer, esclavo, indio o negro, a un animal para otorgar a este último derechos, ¿no comporta en cierto sentido considerar a los niños, mujeres, esclavos, indios o negros como animales, como inferiores a los varones blancos mayores de edad? ¿Acaso el Proyecto Gran Simio no tiene un claro componente colonialista racista -que enlaza el animalismo con el relativismo cultural-, en tanto que vuelve a conformar una pirámide biopolítica en la especie humana acercando a los negros africanos a los chimpancés? El animalismo no es de izquierdas ni de derechas, es simplemente una ideología que, basándose en la racionalidad de proteger la naturaleza biológica no humana (los animales son racionales aunque no al nivel humano, no tienen instituciones en la inmensa mayoría de los casos, y nunca como nosotros), resulta ser irracional.
Aparte, la Humanidad siempre comerá carne, y la necesidad de comer carne conlleva la necesidad de matar animales para comerlos. Otro asunto distinto es matar indiscriminadamente e innecesariamente, torturarles previamente o abusar de ellos para realizar todo tipo de experimentos científicos, rituales religiosos o depravaciones sexuales, todo ello entrando en lo punitivo. Pero nunca la vida de un animal puede estar a igual nivel, y menos a superior nivel, que la vida de un ser humano. Al no haber verdadera disyunción entre naturaleza y cultura, los esclavos, las mujeres y los humanos de pueblos colonizados pudieron finalmente ejercer sus derechos y sus deberes, pero los animales nunca lo harán.
La ética, la moral y la política solo se pueden ejercer con los iguales a uno, y la frontera no es el “sufrimiento” o la “capacidad de tener dolor” (cosa que acerca el animalismo al utilitarismo benthamiano vía Peter Singer y, con ello, a las teorías margiutilitaristas neoclásicas y austriacas, es decir, al liberalismo). Y sobre los seres vivos de la biosfera lo que hay que ejercer es el buen trato, el no abusar de su existencia para más allá de la subsistencia de la biosfera misma y la mejora de nuestras vidas.
Además, la asociación del tabú del animalismo con el tabú de la idea de España conlleva que se llamen “fachas” a muchas personas de izquierdas que les gustan las corridas de toros. Pueden no gustarme las corridas de toros (y son realmente tortura animal, aunque también son cultura; la silla eléctrica es cultura, y muy refinada), pero su existencia no tiene nada que ver, ni influye en absoluto, con la lucha por los derechos sociales y laborales de los trabajadores que viven en España, también extranjeros residentes e ilegales, ni habría por qué expulsar de un partido de izquierdas a militantes que les gusten las corridas.
Es más, y aquí seré muy incorrecto políticamente hablando: ¿qué clase de revolución política vamos a realizar si somos incapaces siquiera de “matar a un perro”? Lo digo por el pobre Excalibur, sacrificado durante la crisis del ébola en España.
6) El tabú de la “unidad de la izquierda”
Izquierda Unida fue un proyecto político de “agregación de demandas populares” para convertirlas en programa político mediante, también, de la agregación institucional de fuerzas de la llamada “izquierda”. Nació en el contexto de la batalla contra la entrada definitiva de España en la OTAN. Pero esa fue una lucha perdida de antemano, como todas aquellas en que se ha pedido la “unidad de la izquierda”. España ya estaba camino de la OTAN desde el mismo momento en que acabó la Segunda Guerra Mundial y estaba clara la influencia estadounidense sobre Europa occidental.
La idea de “unidad de la izquierda” tiene un sentido estratégico político claro: aglutinar fuerzas para la toma del poder. Y esta estrategia es deudora de los frentes populares del siglo XX conformados contra el avance del fascismo en varias naciones europeas. Pero, ¿cómo acabaron todos los frentes populares? En España no impidió la victoria de Franco, y en Francia Hitler entró victorioso en París y pudo dividir la nación en dos, por no hablar de cómo el fascismo se hizo con el poder en toda Europa salvo en el Reino Unido y la URSS mostrando el absoluto fracaso de la estrategia de los frentes populares europeos. Además, Izquierda Unida, como forma contemporánea de intento de Frente Popular, ha demostrado su inutilidad para la toma del poder, ya que la “unidad de la izquierda” es imposible mientras exista el Partido Socialista Obrero Español. Y ahora será imposible con un nuevo actor, Podemos, en el tablero de juego político.
La “izquierda” no puede unirse porque no hay tal “izquierda”. Hay “izquierdas”, definidas e indefinidas, que entre sí son incompatibles y que solo se pueden “unir” coyunturalmente frente a un tercero (pudiéndose unir coyunturalmente también frente a un tercero izquierdas y derecha). Jacobinos, liberales, anarquistas, socialdemócratas, comunistas, maoístas y populistas no pueden unirse jamás para elaborar un proyecto político común, y lo único que puede ocurrir es que un socialdemócrata pueda volverse comunista, o que un comunista se vuelva liberal, o que un populista se vuelva socialdemócrata, entre otras varias combinaciones y conversiones, y que una ideología hegemónica sobre otras posibilite esas conversiones en “masa”.
Lo que ha funcionado, lo único que ha funcionado, es que una vanguardia profesionalizada de militantes disciplinados tenga una agenda propia de cambio político construyéndola hasta la victoria, se tarde el tiempo que se tarde. Una vanguardia que solo la pudo entender Lenin, y que si se desconecta de la idea de hegemonía de Gramsci, al camarada italiano se le convierte en un mero publicista, en un Risto Mejide. Y eso es lo que necesita España. Por eso, la ruptura del tabú de la “unidad de la izquierda” requiere romper con el tradicional menchevismo del comunismo español y hacerlo bolchevique, no importando si se está en “minoría orgánica”, queriendo ser mayoría siempre.
Quizás haya que empezar a decirlo: el tabú de la “unidad de la izquierda” requiere de la reconstrucción del Partido Comunista de España. Y para reconstruir el Partido Comunista de España quizás haya que destruir Izquierda Unida.
7) El tabú de Iberoamérica
El último tabú es el más “desconocido”, pero no deja quizás de ser el más importante, pues está muy relacionado con todos los demás. Directamente relacionado con el tabú de España y con el del europeísmo, el tabú de Iberoamérica, o del iberoamericanismo asociaría cualquier idea de acercamiento o unidad de España (y Portugal) con Iberoamérica como un intento de recuperar el fenecido Imperio Español (también asociado a la “derecha”, a “Franco”, a “lo peor”), pensando el iberoamericanismo (la Hispanidad) como el atraso, y el europeísmo (sea en su vertiente progermánica, profrancófona o prorrusa) como el progreso.
Lo que no tienen en cuenta aquellos que defienden este tabú es que si se defienden unidades geopolíticas progresivas y progresistas que puedan plantar cara al liberalismo hegemónico a nivel universal (que enarbolará en breve el campo de la TTIP), esas unidades solo pueden realizarse si se comparte una lengua, unas instituciones antropológicas determinadas (tradiciones y costumbres) e incluso una religión, también un pasado político común, una evolución política histórica pareja y una situación geoestratégica privilegiada para ello.
Romper el tabú de Iberoamérica, asociando su idea a revolución, a unidad, a clases obreras y a socialismo, permite romper el tabú del europeísmo y el de la idea de España
A esto hay que sumar que las verdaderas unidades geopolíticas que han sido hegemónicas a escala universal histórica han sido talasocracias, esto es, superpotencias marítimas, más que telurocracias, superpotencias terrestres. El Imperio Romano, el Islam, el Imperio Portugués, el Imperio Holandés, el Imperio Español, el Imperio Británico y el Imperio Estadounidense fueron talasocracias. El Imperio Persa, el Imperio Macedonio, el Imperio Mongol, el Imperio Ruso, el Imperio Napoleónico, el Tercer Reich y la Unión Soviética fueron telurocracias. Los BRICS tienen una base telurocrática evidente por China y Rusia, mientras que el TTIP la tiene talasocrática, por su presencia en dos océanos, Atlántico y Pacífico. Y los océanos también son tierra de interés geoestratégico, siempre lo han sido, pero ahora con la capacidad de ser explotados económicamente como en ninguna época del pasado se había hecho gracias al avance impresionante de las ciencias y las tecnologías (factor esencial para tener hegemonía el Mundo).
Y la inestabilidad política de la media luna geopolítica que va de Europa del Este al sudeste asiático pasando por Oriente Próximo y la India, juega en favor del Imperio Estadounidense más que de China y Rusia, teniendo Moscú a su favor sus recursos naturales, su extensión y su poder militar, y China su poder económico y su población, además del ejército más numeroso del Mundo. Pero Estados Unidos sigue teniendo el dominio del cambio monetario mundial, la más alta tecnología, la fuerza cultural y de comunicación a través de medios y un poderosísimo ejército, además de fieles aliados que asumen el inglés casi como segunda lengua.
A este respecto, apoyarse en los BRICS para atacar al TTIP desde dentro del campo del TTIP es comprensible y razonable, pero condenado al fracaso si se queda uno en ser mero comparsa de los BRICS, aunque España por su cuenta no pueda afrontar sola este desafío. Únicamente si orienta su política hacia sus hermanos y aliados naturales en Iberoamérica, podría hacerse. La nación más peligrosa del Mundo para los intereses estadounidenses es México, y de ahí la necesidad del Imperio Realmente Existente de que México no salga jamás de su situación geopolítica y social de sumisión y servidumbre, además de su inestabilidad social. Pero la necesaria alianza entre las fuerzas revolucionarias mexicanas con las españolas, que vaya más allá del mero internacionalismo proletario, sería un golpe mucho más certero contra los Estados Unidos que lo que pueda hacer cualquier grupo yihadista o cualquier acuerdo entre Moscú y Pekín.
La situación geoestratégica de España es importantísima, y en Washington lo saben. Pero solo falta capacidad y voluntad para romper el tabú de pensar que una Alianza Socialista Iberoamericana, desde California hasta Tierra de Fuego, desde Menorca hasta Manila, sea recuperar una idea de Franco. No, es algo más grande y mejor: es aprovechar los restos de un Imperio fenecido para levantar una superpotencia progresiva de impacto universal.
Romper el tabú de Iberoamérica, asociando su idea a revolución, a unidad, a clases obreras y a socialismo, permite romper el tabú del europeísmo y el de la idea de España. La ruptura de todos estos tabúes, en definitiva, es esencial para poder avanzar mucho más de lo que se ha hecho ya (y no se desdeña nada de lo ya realizado) hacia una verdadera revolución política, que no puede ser más que aquella que tenga impacto real a escala universal.
Publicado en Crónica Popular

EL GOBIERNO BOLIVARIANO GANA PACÍFICAMENTE

Movilización de apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente “Hacer bien a villanos es echar agua al mar”. Don Quijote de La Mancha, 2ª ...