lunes, 1 de mayo de 2017

MENTIRAS Y MEDIAS VERDADES DE PAGE Y SU EQUIPO SOBRE LOS PRESUPUESTOS 2017

Emiliano García Page y José Molina presentando el acuerdo de investidura
Podemos malo, PSOE bueno. Molina malo, Page bueno. Este es el grado de simplificación al que los dirigentes socialistas castellano manchegos han llevado el debate sobre los presupuestos regionales de 2017. A la cacería se ha sumado gustosamente casi la totalidad de la prensa, incluida la que presuntamente simpatizaba con los ‘podemitas’-será que los 30.925€ en publicidad son un caramelito difícil de rechazar.
Lo cierto es que por mucho que Page y sus coristas insistan machaconamente en su cantinela ‘malo Vs bueno’, las cosas son distintas a como las cuentan. Basta con repasar el nivel de incumplimiento de los acuerdos firmados entre PSOE y Podemos para entender qué son los socialistas los no fiables y los que han traicionado la confianza de sus aliados.
¿En qué quedó el acuerdo de investidura firmado el 29 de junio de 2015? En nada, o casi nada. En agua de borrajas. Del Plan de Rescate Habitacional firmado por Page y Molina solo se han concretado las ‘oficinas antidesahucios’ y nada se sabe de la intervención de las administraciones públicas para resolver desahucios, que solo sigue frenando la PAH, y menos aún de la Ley de Vivienda Social. Otro tanto ocurre con el Plan Regional contra la Pobreza Energética, que debía ser aprobado de inmediato y que únicamente se ha traducido en pequeñas ayudas para el pago de suministros.
Especialmente grave es el incumplimiento en la derogación del Decreto 26/2013, de 23 de marzo 2013 para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a prestaciones. El gobierno de Page ha preferido aprobar nuevos decretos para ampliar las coberturas, pero sigue sin remover el obstáculo principal que supone este Decreto y sin desatascar el ingente número de expedientes acumulados. Sobre las auditorías de las cuentas públicas, la creación de la Cámara de Cuentas y la aprobación de la Ley de Auditoría Pública de Castilla La Mancha, cuyo plazo era noviembre de 2015, únicamente se han presentado las cuentas en las cortes regionales, pero las medidas importantes siguen sin ver la luz.
Tampoco se han recuperado los empleos en sanidad y educación comprometidos en el acuerdo, ni se han reducido los periodos lectivos de los docentes, ni se ha cumplido el compromiso del acceso universal e igualitario a los servicios sanitarios, y la comprometida Ley de Transparencia y buen Gobierno aún está pendiente de tramitación en las cortes. Conclusión: ni una sola de las grandes propuestas que aportó Podemos al acuerdo de investidura ha sido cumplida en su totalidad.
A pesar de tales precedentes, Podemos llegó con espíritu constructivo a la negociación de los presupuestos de 2016 y pactó con el gobierno de Page varias resoluciones y enmiendas que, a pesar de su aprobación en las cortes regionales, tampoco se han cumplido. Así, está aún pendiente la Renta Garantizada, que debería alcanzar la cuantía del SMI en la actual legislatura y ser incluida como derecho en el nuevo Estatuto de Autonomía. Tampoco se han cumplido las resoluciones relativas a los vertidos de amianto, la minería de tierras raras, las ayudas a la agricultura ecológica y el incendio en la planta de residuos de Chiloeches. Para colmo, ahora andan molestos porque Podemos pide desbloquear y poner en marcha la investigación sobre el vertedero de neumáticos de Seseña y argumentan que las prisas de Molina se corresponden con sus necesidades partidarias y no con hacer cumplir los compromisos pactados con el gobierno de Page. Nivel Maribel de la portavoz socialista en las cortes regionales.
De las enmiendas aprobadas en los presupuestos de 2016, cinco de ellas han sido incumplidas: exigir al SESCAM que informe trimestralmente a la cámara regional sobre la asistencia sanitaria prestada externamente; destinar recursos económicos a través del Plan Extraordinario de Empleo para financiar los materiales de las obras ejecutadas por las corporaciones locales en viviendas de promoción pública, relativas a eficiencia energética y accesibilidad; destinar recursos económicos a través del Plan Extraordinario de Empleo a la financiación de materiales de las obras ejecutadas por las corporaciones locales en colegios de infantil y primaria, destinadas a eficiencia energética y accesibilidad; habilitar un programa de ayudas para retener el talento y favorecer el retorno de jóvenes investigadores castellanomanchegos; habilitar una partida presupuestaria para compensar parcialmente los recortes aplicados por el gobierno Cospedal a las primas de la agricultura ecológica. Tampoco se han cumplido las enmiendas para mejorar los sistemas de protección a las víctimas de violencia de género e incrementar las becas y ayudas al estudio en el Programa de Educación Permanente de Adultos.
Y así, incumplimiento tras incumplimiento del gobierno de Page, llegamos a la negociación de los presupuestos de 2017, sobre los que hay un principio de acuerdo para su tramitación parlamentaria, supeditando Podemos su voto favorable a la aceptación de sus enmiendas, que en muchos casos pretendían recuperar lo acordado para los presupuestos de 2016. Tal es el caso de las enmiendas relativas a la reordenación de recursos en la educación infantil, primaria y secundaria, para lo que se propone detraer recursos de la dotación a centros privados concertados; incrementar la partida destinada al transporte escolar con fondos procedentes de las horas extraordinarios de los profesores de religión.
Entre las enmiendas presentadas por Podemos a los Presupuestos de 2017, son de gran calado las relativas al compromiso para 2018 de abordar una Reforma Fiscal progresiva en rentas y patrimonio; la Regulación Salarial de altos cargos y directivos para que no superen los salarios de l@s consejer@s; la obligatoriedad de que el Consejo de Gobierno rinda cuentas ante las cortes regionales de la ejecución del presupuesto, incluyendo las modificaciones que superen el millón de euros; la campaña promocional de Talavera Ciudad Europea del Deporte 2018, así como la mejora de sus infraestructuras deportivas; la puesta en marcha de estudios y medidas sobre Memoria Histórica.
Buena parte de las enmiendas buscan recuperar las pactadas y no cumplidas el pasado año: mejora del transporte sanitario terrestre, creación del Observatorio de Servicios Sociales de Castilla la Mancha, reabrir y gestionar por el SESCAM el Hospitalito del Rey, ayudas para el copago farmacéutico a los menores dependientes, crear un Fondo Verde para la protección de la fauna y la flora en la Red de Áreas Protegidas, desarrollar programas de educación y sensibilización ambiental, incrementar el presupuesto para la retirada de restos de amianto, elaborar un Plan para combatir la transmisión de la tuberculosis en el ganado, elaborar un Plan de contingencia para combatir el ‘Ébola del olivo’, destinar recursos suficientes para revertir los recortes en la agricultura ecológica, mejorar la atención primaria y los servicios de proximidad, incrementar las ayudas a la igualdad de género y la prevención de la violencia machista.
Cuesta entender porque el gobierno de Page ha rechazado 20 de las 25 enmiendas presentadas por sus aliados, cuyo voto es imprescindible para sacar adelante los presupuestos. Pero cuesta entenderlo más aun si tenemos en cuenta que la cuantía de estas enmiendas no suponen incrementos presupuestarios sino que, por el contrario, reducen o reordenan el gasto con partidas destinadas ahora a la opaca Fundación Impulsa, que solo en publicidad institucional y con criterios absolutamente arbitrarios reparte 4 millones de euros, a la derivación de pacientes a centros sanitarios privados y a centros concertados, y que la suma de sus cuantías económicas apenas supera los 50 millones de euros sobre un Presupuesto de 8.920 millones, lo que supone un 0’5% del total presupuestado.
Hemos visto negro sobre blanco que ni Molina es el malo ni Page es el bueno. Que por mucho que insistan en su campaña de desprestigio, coreada por la mayoría de medios incentivados por los 4 millones de euros en publicidad institucional, la verdad solo tiene un camino y termina aflorando. Bueno sería, eso sí, que por el bien de ambos no se rompieran todos los puentes y se impusiera la cordura. Que Page entendiera que sus demonios internos son solo suyos y no tenemos por qué compartirlos los demás y que entendemos que le hubiera gustado ganar las elecciones a Cospedal pero las perdió y está gobernando gracias al acuerdo de investidura que firmó con Podemos y aún no ha cumplido en su mayor parte.

Plumaroja

4 comentarios:

  1. Gracias por dedicar tiempo a escribir este análisis certero del tiempo que llevamos de legislatura. Es un relato bastante más ajustado a la realidad que lo que quiere, por todos los medios, el gobierno pretende instalar como relato ante la ciudadanía. ¡Un saludo!

    PD: Hay que seguir escribiendo y explicando. Ni un paso atrás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ello estamos y en ello seguiremos. Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Vaya colección de incumplimientos! así puestos todos, en el mismo texto y uno detrás de otro, resulta más lógico escandalizarse con el cinismo que se despliega en las declaraciones.

    ResponderEliminar
  3. Quizá si el grupo parlamentario de Podemos hubiese hecho esta relación tan detallada de incumplimientos podríamos haber defendido el voto contrario con menos intuición y más datos. Gracias, Pluma Roja, por las explicaciones y a ver si aprenden a informar mejor los diputados regionales de Podemos.

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL GOBIERNO BOLIVARIANO GANA PACÍFICAMENTE

Movilización de apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente “Hacer bien a villanos es echar agua al mar”. Don Quijote de La Mancha, 2ª ...